FANDOM


El mago que vino del este ((東から来た魔術師, Higashi kara kita majutsushi?) es el capítulo #24 del manga Shokugeki no Soma.

Resumen Editar

Los chicos se ponen manos a la obra a preparar la receta decidida por Tadokoro, toman algunos ingredientes y comienzan a prepararlos. Al escuchar eso Hinako se acerca a Shinomiya y le murmura en el oído lo bien que suenan las palabras “restaurante” y “Tadokoro” juntas, causando el enfado de Shinomiya que pide que la vuelvan a amarrar y llevársela lejos.

Megumi se encuentra concentrada en dar lo mejor de si y continua con la preparación de los ingredientes pero en su ensimismamiento olvido avisar a Sōma de algunos detalles que tenía que tener con los ingredientes que le encargó, aunque para sorpresa suya Sōma prepara cada uno de los ingredientes con una diligencia y velocidad pasmosa, sin ralentizar su trabajo ni meterse en su camino como la chef, algo sorprendente de lo que se percatan los chefs ahí presentes, Mizuhara, Donato y Sekimori. El chef Dōjima les avisa a ambos contendientes que empezarán con los toques finales para servir sus platillos. El primero en servir es Shinomiya, quien tiene expectantes a todos en el lugar, incluso a la propia Tadokoro. Para sorpresa, el platillo preparado no es lo que esperaban, es un Chou Farci, un inesperado platillo común en una zona de Francia. A pesar del asombro inicial prueban el platillo y quedan fascinados con su sabrosura, quedan maravillados con su exquisitez e impresionados con su increíble habilidad de convertir un platillo muy común en algo sublime y comentan que sin duda merece su apodo, El Mago de las Légumes.

Al terminar de degustar el platillo todos quedan realmente satisfechos, aunque Dōjima se siente extrañado pues creía que Shinomiya prepararía una de las especialidades de su restaurante. Shinomiya se ríe y le dice que no es tan cruel como para preparar una de sus especialidades contra un simple par de estudiantes, algunos en la sala piensan que él si sería capaz de llegar a tanto. Gin piensa que su creencia de que sería imposible que unos estudiantes lo derroten es una honesta y verdadera arrogancia, algo que podría dar pie a una apertura que los otros puedan aprovechar, si es que llega a haberla. A continuación Megumi y Sōma están listos para servir lo que prepararon.